Formentera, 8 razones para visitarla

Daniel Cuéllar / ISLAS BALEARES

Formentera es una de las Islas más espectaculares del Mediterráneo. Situada al sur de Ibiza, es uno de los destinos preferidos para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad. Con tan sólo 83 kilómetros cuadrados, cuenta con 70 kilómetros de playas, calas y rincones solitarios que esconden auténticos paraísos. Contrastes de colores entre la blancura de su arena, el azul turquesa de sus aguas, y el verde oscuro de las praderas de Posidonia, una planta que fue declarada en 1999 bien natural por la Unesco, que actúa como oxigenación natural del agua, y le da esa transparencia tan singular. Pero Formentera esconde muchos más secretos, que a continuación, desvelamos, en caso de que este verano esté pensando en visitar la isla.

  1. Su patrimonio natural ocupa un 70% del territorio

La zona norte de la isla se encuentra incluida dentro en el Parque Nacional de Ses Salines de Ibiza y Formentera. De hecho, llegar a la isla y respirar ese aire de calma tan característico, hipnotizará al visitante, que quedará enamorado con la luz de Formentera. La Posidonia Oceánica es el mayor y más antiguo ser vivo del mundo, con 8 kilómetros de extensión y 100.000 años de edad.

Con un paisaje casi salvaje, se trata de una isla que apenas ha sufrido modificaciones, gracias al desarrollo turístico tardío, y la evolución del mismo de una forma más pausada, convirtiéndola en una isla casi virgen.

Es la isla más soleada y árida de las Baleares, debido a su situación más septentrional, y además es en la que mayor incidencia de los vientos tiene, lo que produce, sumado a la inexistencia de grandes elevaciones montañosas, unas noches más refrescantes.

  1. La isla puede ser visitada en su totalidad a pie o en bicicleta

Para los aficionados a las prácticas deportivas terrestres, Formentera cuenta con una red de 32 rutas verdes, lo que supone más de 100 kilómetros de caminos señalizados, que son la mejor alternativa de movilidad frente al asfalto y que además permite el acceso a rincones de gran valor natural y patrimonial, como el faro de Cap de Barbaria, un lugar ideal para disfrutar de una puesta de sol única.

Cada una de las rutas está señalizada y clasificada según su dificultad, tipo de firme y distancia, que abarcan desde los 1,3,  hasta los 10,7 kilómetros de longitud. Estas rutas se pueden hacer en bicicleta, en pie, y también a caballo.

  1. En Formentera puedes realizar todo tipo de actividades deportivas

La isla ofrece su espacio para la práctica de deportes como el Nordic Walking, una disciplina de los países nórdicos que emplea el uso de bastones para caminar con una posición más ergonómica y saludable, y que se pueden adquirir en cada una de las oficinas de turismo de la isla de forma gratuita.

Para todo aquel que quiera conocer cada uno de los monumentos que componen el patrimonio de la isla pueden hacer uso de un sistema de audioguías. Debido a sus condiciones geográficas es un lugar perfecto para entrenamiento de maratones y eventos de atletismo. Tanto es así que en la isla se desarrollan más de 11 eventos lúdico deportivos relacionados con las disciplinas de running, atletismo y triatlón, entre los que destacan:  Formentera All Round Trail, la Media Maratón de Formentera, Formentera to Run, Milla Urbana y el triatlón de Formentera.

En cuanto a actividades náuticas, la isla ofrece una gran oferta que abarca desde el kayak para visitar los acantilados y las cuevas, hasta vela, a lo largo de sus 66 kilómetros de litoral.

  1. Playas para todos los gustos

La Posidonia también mantiene limpias las playas. De hecho, no resulta difícil encontrar rincones solitarios donde poder disfrutar del sol y del baño así se puede comenzar la ruta en la península de Es Trucadors, donde  se encuentra la playa de Levante la de es cavall d’en borràs y la playa de Illetes esta última ganadora del título de mejor playa de España y de Europa 4 años consecutivos por las votaciones de usuarios de TripAdvisor que además la sitúa como la séptima mejor playa del mundo .

Cerca de Es Trucadors se encuentra la isla privada de S’Epalmador, que cuenta con varias playas, aunque las más visitada la de S’Alga, a la que se accede en barco, gracias a una compañía local, que sale desde el puerto de la Savina, y realiza una escala en Illetes.

El gran arenal de Migjorn esconde uno de los rincones más cautivadores de Formentera, el Caló des Morts, una de las zonas más rocosas y escarpadas de la isla.

  1. Eventos deportivos y culturales durante todo el año

Además de los eventos deportivos anteriormente mencionados, se dan cita en Formentera cada año  Formentera Fotográfica, Formentera 2.0, Formentera Jazz Festival que este año celebra su segunda edición. Asimismo tiene lugar en la isla, Formentera astronomía. Formentera Zen, el campeonato de voley playa que se celebrará en mayo, el primer Acuatlón en Formentera y cuatro carreras de ciclismo.

Durante todo el año se realiza un amplio programa de excursiones para visitar las cuevas más recónditas en el litoral, que organizan los diferentes centros náuticos. Asimismo, en los años 2010 y 2011, la isla acogió el Campeonato Mundial de Kayak de mar.

  1. Una gastronomía tradicional

La isla de Formentera cuenta con un establecimiento con la Estrella Michelín desde el año 2014, que volvió a renovar en 2015, Can Dani. Además, los mejores restaurantes de la isla ofrecen reinterpretaciones de la cocina típica, en lo que denominan Fines de Semana Gastronómicos.

La gastronomía de Formentera es muy variada, marcada sobre todo por la naturaleza marítima y la pesca artesanal. El ingrediente principal que no puede faltar es el Peix Sec, pescado salado secado al sol, posteriormente asado y conservado en aceite de oliva. Está indicado especialmente para degustarlo en la Ensalada Payesa, plato estrella, por excelencia.La sal líquida es otro de los ingredientes autóctonos, proveniente del mar, como resultado de la posidonia.

La isla posee una tradición viticultora desde la antigüedad, con 80 hectáreas de vina, y con productores como las bodegas Teramoll en La Mola, Es Cap de Barbariam, que elaboran un vino totalmente autóctono.

Otros productos como los higos, la miel, el queso fresco o el bescuit de pan conforman algunos de los grandes manjares de la isla, que se complementan con platos típicos como el Frit de polp, el Sofrit pagès, los Calamar a la bruta y el Bullit de Peix.

En lo que refiere a los postres, nada mejor que el Flaó (una especie de tarta de queso con hierbabuena), las Orelletes (coca), los macarrones de Sant Joan (con leche y canela), los buñuelos y la Greixonera (pudin).

  1. Hoteles con identidad propia.

La mayor parte de los hoteles de la isla es de carácter familiar, donde queda clara la marca de calidad, y su propio sello de identidad. Además, no se tratan de grandes resorts, sino más bien, todo lo contrario. Muchos de ellos han reformado sus instalaciones, y han subido su categoría, con la finalidad de ofrecer un turismo de calidad, que sorprenden al visitante por su personal de alta cualificación, y por un trato cercano.

La principal ventaja de la isla es que no existen grandes edificaciones que rompan el horizonte natural, por lo que se puede disfrutar de un paraje totalmente agradable y natural, donde habita la tranquilidad, en consonancia con la naturaleza.

  1. Una movilidad sostenible

El territorio de Formentera ha permanecido intacto desde sus orígenes, y por ello, desde el Consell de Formentera se quiere seguir apostando por el turismo sostenible, con el fin de proteger este entorno.

De esta manera se ponen en marcha una serie de medidas innovadoras para evitar el desgaste de esta área tan solicitada en verano, como la prohibición de la entrada a quads a las zonas protegidas, con el fin de evitar molestias de ruido y polvo en uno de los espacios más sensibles de la isla. Asimismo se ha regulado también el acceso de autobuses.

Con el fin de impulsar la movilidad sostenible, se está apostando por el uso de vehículos eléctricos en la isla, así como la instalación de 12 puntos de carga eléctrica gratuita para que puedan recargar hasta 28 vehículos, que además podrán aparcar gratuitamente en el puerto de la Savina y acceder gratis al Parque Natural, además de beneficiarse del 25% del impuesto de circulación.

Share

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.