«Le Petit Café», lo mejor de Francia, en la capital onubense

Daniel Cuéllar / HUELVA

En pleno corazón de Huelva se encuentra «Le Petit Café», uno de los rincones más peculiares de la ciudad. Un lugar que evoca a la tranquilidad y el respiro de la rutina, que aporta a nuestras vidas, la dosis de humildad que necesitamos cada día.

Le Petit Café se encuentra en la calle Berdigón número 30, y está regentado por Fátima Hani una joven francesa de origen marroquí, cuyos padres emigraron a Europa en busca de nuevas oportunidades. Lleva casi una década en la capital onubense, y es probable que ya nunca se vaya, porque Andalucía la ha cautivado con la luz y su cielo azul. «Aquí nadie es consciente del cielo que tenemos, pero en el norte de Europa, el cielo es más triste y gris», asegura.

Fátima Hani, en «Le Petit Café»

Fátima Hani, en «Le Petit Café»

La idea de abrir el local le surge cuando un día, paseando por la ciudad, entró a tomar algo en una cafetería y la dueña le propuso trabajar allí. Su respuesta inmediata fue que no, puesto que nunca había trabajado en la hostelería, y que no le gustaba, acostumbrada a su trabajo en Francia, de funcionaria en un ayuntamiento.

Pero esa noche, la mente no dejaba de darle vueltas. Le rondaba una y otra vez la idea de probar para ver cómo se sentía trabajando allí. Y así lo hizo. A la mañana siguiente empezó a trabajar en esa cafetería, pero sin apostar mucho por que le fuera a gustar el trabajo. Lo que nunca hubiese imaginado que le hubiese encontrado su vocación en la hostelería, principalmente por el trato con el cliente, y gracias a esa oportunidad que le brindó la vida, meses después empezó a buscar un local para montar su propio negocio.

Fátima tiene un carácter «muy andaluz», por su forma de ser, muy abierta y con don de gentes. Eso hace que se sienta muy a gusto con los andaluces y sus costumbres, y es que, después de todo, Marruecos y Andalucía tienen muchos nexos de unión en su cultura. La alegría del sur se hace notar en su rostro, cuando cuenta que fue a un bar, y pidió, por favor, un café, a lo que el camarero respondió entre risas: «y sin por favor, también te lo pongo, miarma».

Este lugar se caracteriza por contar con una gran variedad de cafés, como por ejemplo el mocca, que «se hace con chocolate que elaboramos nosotras mismas con mucho cariño», comenta, o el cappuchino. Asimismo poseen gran variedad de tés, en su mayoría, procedentes  de Alemania. Pero sin duda el principal atractivo de «Le Petit Café» es su bollería, procedente de Francia, que recibe de forma directa cada semana.

Tarta de tres chocolates y capuccino

Tarta de tres chocolates y capuccino

El resultado es «Le Petit Café», un lugar que Fátima ha montado sola y desde hace casi un año lleva ejerciendo la profesión en su propio local, con un sello propio de identidad, que se diferencia del resto, sobre todo, en el trato con las personas. Un trato cercano, familiar y cariñoso, que ha sabido inculcar a las cuatro camareras que trabajan con ella.

Pero el local es también un referente cultural, ya que cada mes expone cuadros  de artistas de Huelva, además de realizar recitales en francés, o cuentacuentos para niños. Sin duda, una cita ineludible para visitar, no sólo por conocer a su dueña, los cafés, los tés o su repostería, sino para sentirse como en casa, disfrutando del entorno, con lo mejor de nuestro país vecino.

Más info:

E-mail: lepetitcafehuelva@gmail.com / Facebook: lepetitcafehuelva / Twitter: @petitcafehuelva

Share

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *