La Junta de Andalucía deniega el permiso para la apertura del hotel en la Torre Pelli

D.C. / SEVILLA

La Junta de Andalucía ha denegado a Hotusa la apertura, basándose en carencias de la estructura para un alojamiento de lujo.

La adjudicación había sido concedida en el mes de octubre, noticia de la que había informado TROTAMUNDO. La Consejería de Turismo y Comercio argumenta ahora que el rascacielos carece de la estructura necesaria para albergar un alojamiento de lujo.

Según informa el diario El Mundo, la propuesta ha sigo denegada en base a dos razones. Por un lado, la Consejería argumenta que un hotel de cinco estrellas debe tener una escalera exterior para clientes. Por otro, exige ventilación exterior en cada una de las habitaciones. El plan de Hotusa no cumple ninguna de las dos.

El informe lo firma la Delegación Provincial de la consejería en Sevilla. Ahora, Caixabank, promotor del proyecto mediante Puerto Triana SAU, dispone de un periodo de tiempo para presentar alegaciones. La voluntad del departamento es la de “buscar una solución”, ya que según indica Europa Press, existe una “buena predisposición por ambas partes”.

Concurso de adjudicación

La cadena de Amancio López se adjudicó la gestión del hotel en octubre de 2014. El alojamiento ocupará las plantas superiores de la torre,desde la 37 a la 44. La hotelera con sede en Barcelona pretente abrir un establecimiento con vistas sobre la capital hispalense.

La Torre Pelli, de 180 metros, y con 73.000 metros cuadrados, se erige sobre los suelos de lo que en su día formó parte de la entrada de Puerta Triana de la Expo’92, en la Isla de la Cartuja. El edificio singular se empezó a construir en 2006, con el objetivo de albergar la sede de Cajasol. No obstante, la restructuración bancaria en España, hizo que Cajasol fuera absorbida por La Caixa, hecho que ralentizó la obra. A ello se le suman los constantes conflictos entre la UNESCO, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla, por su altura, motivo por el cual, se alegaba que ningún edificio podía superar a la Giralda, basándose en una norma no escrita.  Nueve años después, el edificio es ya una realidad, aunque todavía se están realizando los últimos retoques.

Share

Pin It

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *