Turismo Astronómico, una experiencia con valor añadido

Daniel Cuéllar / JAÉN

La localidad jiennense de Martos, conocida como la «Cuna del Olivar», ofrece desde hace dos años, un turismo novedoso y diferente para el visitante: El turismo astronómico. Gracias a la empresa Astroandalus, en colaboración con el Ayuntamiento marteño, el equipo de TROTAMUNDO, en compañía de otros compañeros de la asociación Andalucía Travel Bloggers, fue seleccionado para vivir una «experiencia astronómica».

Astroandalus es la primera agencia de viajes online en España, que se ha especializado en turismo astronómico y científico, que organiza visitas a distintos lugares del panorama nacional e internacional, con la intención de mirar al firmamento y mostrar los misterios que esconde. Así, la empresa lleva a cabo diferentes experiencias a lo largo de todo el territorio Starlights de España, además como la organización de viajes a Noruega, para poder observar la aurora boreal.

El cielo que abarca Sierra Morena, -y dentro de ella, la Sierra Sur de Jaén-, compuesta por un total de 67 municipios forman parte desde marzo de 2014, de la certificación internacional Reserva Starlight, la primera de Andalucía, un reconocimiento avalado por la UNESCO que garantiza la calidad del cielo nocturno por la ausencia de contaminación lumínica, y convierten a estos lugares en observatorios para la práctica de la astronomía y observación de las estrellas en unas condiciones idóneas.

El hecho de formar parte de una Reserva Starlights condiciona a los municipios a tomar una serie de medidas para preservar la calidad del cielo nocturno, y por consiguiente, evitar la contaminación abusiva en las calles de los distintos núcleos urbanos, empleando farolas de bajo consumo, que proyecten su luz hacia el suelo.

En la experiencia que pudo vivir TROTAMUNDO, los compañeros de Astroandalus les llevaron hasta el viejo apeadero de Vado Jaén, un enclave singular en mitad de los olivares, del extinto ferrocarril del aceite, que comunicaba la localidad de Puente Genil con la capital jiennense, clausurado en el año 1985, y hoy acondicionado como vía verde.

Estación de Vado Jaén

Estación de Vado Jaén

Por desgracia, las condiciones climatológicas no fueron del todo favorables, pero aun así, el grupo de blogueros pudo contemplar distintas estrellas y planetas, que proyectaron su luz hace millones de años, y que hoy se observa en el firmamento.

Para hacernos una idea de los insignificantes que somos en el universo, José Jiménez, de Astroandalus, explicó que el sistema solar es una pequeñísima parte del universo, y dentro de él, «la tierra sería como un grano de azúcar en un campo de fútbol».

Durante la noche, se pudo observar la estrella Polar, que siempre marca el norte, el planeta Júpiter, los cúmulos globulares de las estrellas Hércules y M92, la nebulosa del anillo en Lira, y las Galaxias de Leo, del Remolino, o del Cigarro en la Osa Mayor, entre otras. Todo ello acompañado de una charla explicativa sobre curiosidades del universo, y las claves para poder hacer unas fotos nocturnas apasionantes, con el cielo como escenario perfecto.

Sin duda, una experiencia singular, que da a conocer un turismo alternativo, que apuesta por el consumo responsable, y la preservación del medio ambiente. Un complemento ideal al turismo patrimonial, al que tan acostumbrada se encuentra Andalucía.

Share

Pin It

1 comment

  1. Pingback: El oro líquido de la «Cuna del Olivar» | Trotamundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *